Aquí se muestran algunas opiniones de clientes que han pasado por la consulta de Psicólogo Sevillano, en la modalidad de terapia individual para adultos, a fin de que puedan ayudar a otras personas que estén planteándose acudir al psicólogo. La mayoría de estas opiniones están escritas al finalizar el proceso terapéutico, pero algunas de ellas vienen de clientes con los que aún estamos trabajando.

Desde aquí queremos agradeceros una vez más a todos los que os habéis tomado la molestia de enviar vuestras opiniones. Ha sido un placer trabajar con vosotros.

Marta - Baja autoestima e inseguridades

Me ha ayudado muchísimo a ver las cosas desde una perspectiva mas positiva, a verme como realmente soy y como me ven los demás, a enfrentarme a mis miedos y a valorarme. Siempre me ha tratado muy bien y me ha hecho sentir muy cómoda.

MACARENA RUBIO - DEPRESIÓN

Tenía la autoestima por los suelos. Inseguridad. Culpa. Tristeza. Malos pensamientos. Todo el día tirada en la cama. Había perdido completamente las ganas de vivir y ni siquiera cuando me pasaban cosas buenas sabía valorarlas. Vivía en un drama constante que me tenía enjaulada en pensamientos horribles y no veía que hubiera forma posible de escapar.

Me decidí por este psicologo porque no me sentía capaz ni de salir de casa y al ver que ofrecía terapia a domicilio me decidi a probar. Fue muy comprensivo desde el primer momento y me hizo sentir que por primera vez en mucho tiempo de verdad le importaba a alguien y tenía un apoyo en lugar de gente que me mire con pena o me diga que me anime. Parecerá una tontería pero saber que iba a venir me daba un motivo para salir de la cama y arreglar la casa y ponerme decente. Después de unas cuantas sesiones pactamos probar a seguir en su consulta porque me vendría bien salir, y le agradezco mucho que diera ese "empujón" y me ayudara a salir de casa.

Poco a poco a lo largo de estos meses con su ayuda me he ido sintiendo mejor y he aprendido a ver la vida de otra manera, de tal manera que hoy puedo llegar a decir que, por fin, me estoy encontrando a mí misma. Es un placer encontrarse con personas tan humanas como Javier, y tan profesionales (porque vaya paciencia ha tenido que tener conmigo...). Muchas muchas gracias Javier.

Germán - Ansiedad/estrés

Estaba pasando una epoca malisima en el trabajo y no podia soportar tantisima ansiedad. En total fui a 11 sesiones y me ayudo muchisimo, ahora ya no tengo ese estres tan grande y la verdad es que me tomo las cosas de otra forma, mucho mas sana.

Por cierto, tuve que viajar una semana por trabajo y para no perder la sesion la dimos por videoconferencia, todo un detalle. Muy bueno.

Luz - Ansiedad ante los exámenes

Hace sólo 3 meses que tuve mi primera sesión, y todavía no me puedo creer que haya salido de esta pesadilla. Vine a España a hacer un máster y al llegar aquí me di cuenta de que pertenecía a otra rama de la carrera que yo había estudiado allá en mi país, por lo que no tenía muchos de los conocimientos necesarios. Al principio me la pasaba estudiando unas 18 horas al día, pero tenía tantísima ansiedad que no era capaz ni de concentrarme y a veces pasaba horas intentando releer la misma página. Cuando llegué a los primeros exámenes me quedé completamente en blanco, al borde del ataque de pánico, mareada, con dolor de cabeza...espantoso. A los siguientes exámenes tenía tantísima ansiedad que no pude ni presentarme a pesar de haber estado estudiando durante semanas para ellos, en los que cada día que pasaba me encontraba peor que el anterior. Engordé 10 kilos, se me caía el pelo, me dolía todo el cuerpo, no quería levantarme por las mañanas sabiendo el día que me esperaba...

Al verme así mi tutor me recomendó ir al psicólogo y cuando finalmente me decidí sólo quedaban 3 meses para los exámenes finales y la verdad no creí que fuera a servir para nada a estas alturas, pero estaba desesperada. En la primera sesión Javier me dijo que no podía prometerme que en tan poco tiempo pudiera quitarme una ansiedad tan intensa para enfrentarme a los finales, pero que íbamos a trabajar mucho y hacer todo lo posible desde el primer día para no perder este curso. No ha sido fácil pero conseguí hacer todos los exámenes aunque me pusiera algo nerviosa y lo he aprobado casi todo. Además me encuentro muchísimo mejor, tanto físicamente como de ánimos...si ahora miro atrás no me creo que pudiera haber estado viviendo así. Estoy enormemente agradecida!

Anónimo - Ansiedad

Yo creo que lo más difícil de todo es decidirte...dudas antes de llamar a un psicologo, tensión de pensar que tienes que contar tus intimidades a un desconocido...y lo vas dejando pasar diciéndote que seguro que es una mala racha y que tu solo podrás salir pero qué va, al final la cosa va a peor. Para el que pueda estar en mi misma situación, que sepáis que Javier es un pedazo de profesional, super cercano, y le puedes contar cualquier cosa que no te va a juzgar, o por lo menos esa es la sensación que me dio a mi vaya. De verdad que si lo llego a saber lo llamo antes, estoy tela de contento de poder contar con él.

Rocío M. - Miedo a volar en avión

Yo de toda la vida he tenido pánico a volar, encima vivo cerca del aeropuerto y cada vez que veía un avión solo de pensar en ir tan alto se me secaba hasta la boca, lo pasaba muy mal. Aun así no pasaba nada porque las pocas veces que tenía que salir de Sevilla (a Madrid o a Barcelona a ver a unos familiares) me cogía el tren y un libro y ya está, pero mi niño se fue hace 3 años a trabajar a Alemania y ya sin avión es imposible, y a mi me dolía en el alma no poder ir a verlo...

Yo de verdad que pensaba que en la vida iba a ser capaz de montarme en un avión, o que si lo hacía me iba a dar un infarto antes de despegar siquiera, pero para sorpresa mía (y de mi familia, que no se lo creen todavía) al final gracias a Javier he sido capaz de ir a ver a mi niño! No os voy a engañar, iba nerviosa todo el camino (sobre todo al principio) pero lo conseguí! Y me hace muy feliz saber que ahora si quiero ir a visitar a mi niño puedo hacerlo cuando quiera.

Jose Luis Paradas - Ansiedad e insomnio

Llevaba unos años ya con algo de ansiedad, las noches anteriores a un viaje no podía dormir, ni las noches anteriores a un examen de la universidad, pero más o menos lo llevaba bien, hasta que me tuve que sacar el carnet de conducir y me pudo la presión. Me lleve casi una semana sin dormir por las noches antes del primer examen práctico y claro está, lo suspendí. A partir de ahí durante el día estaba genial pero era llegar la noche y empezar a ponerme nervioso. Solo de pensar que no iba a poder dormir y que al día siguiente tenía cosas importantes que hacer y no iba a estar en condiciones me ponía enfermo. Mientras más pensaba que tenía que dormir, menos lo hacía. Fui al médico y me mandó Lorazepam pero no se si fue peor el remedio o la enfermedad porque ahora dormía algo pero por el día estaba aún más cansado que antes, con fatiga, como si me pesara todo el cuerpo...iba todo lacio vaya, y encima sentía que me estaba enganchando y quería dejarlo inmediatamente.

Ya desesperado decidí buscarme un buen psicologo y puedo decir que me ha ayudado muchísimo. Me cambió los hábitos de sueño y otras cosas que me hacían más dificil el quedarme dormido como cenar fuerte o fumarme un cigarro justo antes de meterme en la cama, me enseñó a relajarme por las noches y a saber qué hacer si no era capaz de dormirme, me ayudó a controlar los miles de pensamientos que me venían a la cabeza cuando estaba dando vueltas en la cama...la verdad es que trabajamos un montón de cosas. Ahora que ha pasado un tiempo puedo decir con seguridad que ya duermo bien, ya no me pongo nervioso por las noches ni me meto en la cama obsesionado por dormir, y si alguna noche me cuesta un poco coger el sueño ya se lo que tengo que hacer para no pasarme la noche dando vueltas. Y por supuesto sin pastillas, que estaba deseando quitármelas ya. Si a alguien le pasa algo parecido a lo que me pasaba a mi, que no se lo piense 2 veces y vaya al psicologo, yo por lo menos estoy contentísimo de haber ido.

Antonio - Irritabilidad e ira

Javier es un crack, mas claro el agua. Yo fui a verle obligado por mi mujer porque en una bronca que tuvimos me altere demasiado y acabe tirandole una silla a la tele y la verdad es que no era la primera vez que se me iba de las manos. Y la verdad es que el pobre me ha tenido que aguantar lo mas grande porque sobre todo en las primeras sesiones se lo ponia bastante dificil porque yo ni queria estar ahi ni nada. Asi y todo siempre estuvo en su sitio y al final no se ni como pero me convencio para que pusiera de mi parte y poco a poco fui siendo capaz de controlarme cada vez mas. Ahora me tomo las cosas de otra manera y ya no me enfado por todo y la verdad es que vivo mucho mas tranquilo desde entonces. En serio es un fiera, si ha podido conmigo puede con cualquiera.

Eva Ruiz - Duelo por un familiar

Tras el fallecimiento de mi madre, para mí la persona más importante en mi vida, empecé a pensar que nada tenía sentido. Con el paso de los meses y ver como mis hermanos e incluso mi padre iban recuperando su rutina me hicieron plantearme que quizá necesitaba ayuda…

Sinceramente no pensaba que un psicólogo pudiese ayudarme a estar mejor, pero estaba claro que algo tenía que hacer para que la vida cobrase sentido de nuevo...

De la primera sesión salí muy contenta, pues no solo me sentí comprendida, sino que vi luz a mi problema. Trabajar semana a semana con Jose ha sido muy sencillo, tenía ganas de que llegase nuestra sesión semanal ya que salía súper reforzada para seguir trabajando en ello. Vi la mejoría muy pronto y en cuestión de pocos meses había cambiado totalmente mi forma de vivir el presente.

Tanto mi pareja como yo estamos muy agradecidos a Jose por su trabajo.

Laura - Problemas con la conducta alimentaria

Decidí acudir al psicólogo porque tenía problemas para viajar y comer fuera de mi zona de confort, me creaba mucho malestar y me estaba impidiendo hacer muchas cosas. Me sentía muy frustrada e impotente ante esa situación, pero ella me ayudo a frenar y manejar la cadena de pensamientos negativos que lo que hacían eran agobiarme aún más de lo que estaba.

Me hizo ver las cosas con una nueva perspectiva y enfrentarme a los cambios de una forma más positiva. Las herramientas para esas ideas y las técnicas de relajación que me ha enseñado han conseguido que tras solo unos pocos meses de terapia haya conseguido viajar en dos ocasiones y disfrutar al 100% de la experiencia. Mi relación con la comida es ahora mucho mejor y más sana. Le estaré siempre agradecida por su ayuda.

ENVÍA TU OPINIÓN A TRAVÉS DE ESTE FORMULARIO