Aquí se muestran algunas opiniones de clientes que han pasado por la consulta de Psicólogo Sevillano, en la modalidad de terapia individual de pareja o bien de terapia sexual, a fin de que puedan ayudar a otras personas que estén planteándose acudir al psicólogo. La mayoría de estas opiniones están escritas al finalizar el proceso terapéutico, pero algunas de ellas vienen de clientes con los que aún estoy trabajando.

Desde aquí queremos agradeceros una vez más a todos los que os habéis tomado la molestia de enviar vuestras opiniones. Ha sido un placer trabajar con vosotros.

L. y R. - Conflictos en la pareja

Nuestra experiencia en la terapia de pareja con Beatriz ha sido bastante buena. Por una parte nos ha servido para poco a poco avanzar en un entendimiento mutuo de nuestra relación, y por otra para profundizar en aspectos de los conflictos de nuestra pareja que con el tiempo habían llegado a estancarse. 


Beatriz es una gran profesional, mostrando empatía con ambas partes a la vez que mediaba de forma objetiva para la resolución de nuestros conflictos.

Alba y J.M. - Crisis de pareja

Beatriz es mi psicóloga personal desde hace unos años, en una de mis conversaciones con ella sobre mis problemas con mi marido, me enteré de que ella era especialista en terapia sexual y de pareja. Así que, tras consultarlo con mi marido, y con la intención de quemar el último cartucho para salvar lo nuestro, decidimos iniciar terapia con ella.

Admiré su profesionalidad al ver lo imparcial que era en todo momento teniendo en cuenta que de mi sabía todo y de mi marido nada. Me gustó que desde el principio no nos contó cuentos chinos, sino que nos dijo que aquello serviría, o para conseguir una nueva oportunidad que podría ser la definitiva, o para (a nivel individual) darnos más cuenta que nunca que lo nuestro tenía que terminar.

Reparte los turnos de palabra, hace sacar lo malo para poder empezar de cero y ahonda en los sentimientos, buenos y malos, de cada uno y con respecto a la otra parte. En mi caso, fueron pocas semanas de terapia, pero las suficientes para poder averiguar y sentir lo que realmente mi pareja sentía por mí y por nuestra relación y poder así, tomar la decisión necesaria para poder ser un poco más feliz.

Pareja anónima - dificultades sexuales

Nosotros no vamos a contar nuestras dificultades porque no nos parece apropiado compartirlo en público, pero queríamos al menos aportar nuestro granito de arena para darle las gracias a Bea por todo lo que ha hecho por nosotros. Desde el primer día nos hizo sentir muy cómodos, y teniendo en cuenta que era un tema tan íntimo y que nos daba tanta vergüenza, hizo que todo fuera muy natural, hasta el punto de que nos sentíamos más libres para hablar estas cosas con ella delante que estando nosotros dos solos. En todo momento fue muy profesional, pero de una forma muy cálida y acogedora, y nos ha ayudado mucho con nuestros problemas. Estamos encantados de haberla encontrado y sin lugar a dudas la recomendamos al 100%.

Jacobo y Teresa - Discusiones frecuentes

Mi pareja y yo decidimos acudir a terapia porque la situación era ya completamente insostenible. No queríamos divorciarnos pero estábamos ya en un punto en que la convivencia era imposible, porque nos pasábamos el día discutiendo hasta por las cosas más pequeñas. Una mirada, un comentario, coger el móvil a mirar un wasap...todo podía empezar una pelea. Solo teníamos momentos tranquilos después de una bronca muy muy gorda, porque pasábamos 2 días sin hablarnos o como nos habíamos arreglado, estábamos muy suaves para no estropearlo. Pero se estropeaba.

En la terapia nos dimos cuenta de cuantas cosas arrastrábamos cada uno, y como pagábamos con el otro nuestras inseguridades, nuestras frustraciones, nuestros propios enfados...en lugar de apoyarnos en el otro como el equipo que tendríamos que ser. Después de unas sesiones cada uno por su lado, empezamos a trabajar los 2 a la vez para mejorar la comunicación, la forma de resolver los conflictos, aprendimos a negociar para llegar a un acuerdo (en lugar de gritarnos lo que cada uno quería y no hacer nada al final)...en fin, aprendimos a hacer todo lo que teníamos que haber hecho bien durante estos años. Si lo llegamos a saber venimos antes pero vamos, segurísimo.

En definitiva, estamos contentísimos, todavía tenemos algún que otro roce de vez en cuando, pero no tiene NADA que ver con cómo era la cosa antes...hasta nos hemos ido de puente y hemos vuelto contentos!. Una maravilla, totalmente recomendable.

Anónimo - Problemas de pareja

Despues de casi 40 años de matrimonio en los que yo pensaba que las cosas iban bien o por lo menos como a la mayoria mi mujer me dijo que se queria divorciar y que era por mi culpa. Yo le dije que iba a hacer todo lo posible para que siguieramos juntos y que si habia cosas que tenia que cambiar pues las cambiaba, y mi hija me animo a venir al psicologo para que me ayudara. Al venir me di cuenta de que las cosas no estaban tan bien como yo creia y que mi mujer llevaba muchos años guardandose las cosas. Desde que voy a ver a Javier he cambiado un monton de cosas y ahora ayudo a mi mujer con las cosas de la casa y le pregunto como le ha ido el dia y ya no me enfado por las cosas y no discutimos casi nunca. Mi mujer dice que se nota mucho el cambio y ahora hablamos mucho mas entre nosotros y estamos mas contentos.

Javier y Laura - Celos

Nosotros vinimos a terapia cuando sólo llevábamos 6 meses juntos. Imagino que no es lo normal, pero tenía muy claro que no quería perder a Laura por nada del mundo, y que si seguía así la iba a perder para siempre. Por culpa de mi anterior pareja me volví muy celoso, demasiado, y me reventaba que Laura pagara eso porque no era culpa suya, pero es que no podía evitarlo, era superior a mi. Gracias a Bea he podido superar de una vez lo que pasó y aprender a ver mi relación con Laura de otra forma, a tratarla mejor, a poder dejar de controlarla y de enfadarme con ella...y estamos mejor que nunca. Para todo el que diga que eso de la terapia de pareja no funciona, de verdad, que llame a Bea y lo pruebe.

Rubén - Dificultad en el control eyaculatorio

Despues de estar toda la vida arrastrando este problema, de mirar por internet como un loco, de probar todos los metodos que hay, todos los entrenamientos, todas las tecnicas que pude encontrar, y ver que no conseguia nada, me arme de valor y me fui al medico para que me dijera de una vez que lo mio no tenia solucion.
Mi sorpresa vino cuando el medico, despues de las pruebas, me dijo que no tenia nada fisico, que lo mio era todo psicologico, que lo que tenia que hacer era buscarme un buen sexologo. Al final despues de mucho buscar encontre a Beatriz...reconozco que me moria de verguenza de pensar en hablar de estas cosas con una mujer, pero es que no me convencian nada los hombres que habia visto...asi que ahi que fui. Despues de pasarme la noche de antes sin dormir de los nervios, yo mismo sali de la primera sesion sorprendido de todo lo que habia contado, de lo facil que habia sido, y de lo comodo que me habia sentido despues de un rato de nervios. A dia de hoy he avanzado muchisimo con mi problema, y por fin me estoy atreviendo a quedar con chicas y todas esas cosas que no hacia por miedo a no dar la talla.

Antonio P. - Problemas de pareja

Las sesiones de pareja fueron muy interesantes, se nos proponían actividades a realizar en la sesión y en casa, y aprendimos a escucharnos más el uno al otro.

Nos sentíamos muy cómodos en las sesiones, porque siempre se nos mostró un clima de cercanía y confidencialidad. Fueron unas sesiones muy motivantes, en las que podíamos expresarnos y decir las cosas que pensamos el uno del otro y viceversa, sin tapujos, gracias a la mediación de Beatriz

Anónima - Dolor en el coito

Toda la vida he pensado que estaba rota. Que estaba mal hecha. Que yo sencillamente no había nacido para poder disfrutar del sexo y que me tendría que conformar con otras cosas. Cada vez que intentaba tener relaciones me dolía tantísimo que sencillamente dejé de intentarlo. Después de muchos años en los que ya me había rendido, leí en Facebook un artículo sobre esto, y en los comentarios había mucha gente que le pasaba lo mismo que a mi, y muchas animaban a otras a ir a una sexóloga, que ellas ya lo habían hecho y habían arreglado su situación. Me harté de llorar al ver que no sólo no era la única a la que le pasaba esto, sino que además había solución...

He aprendido muchísimo con Beatriz, reconozco que me ha costado esfuerzo, sobre todo al principio, pero reconozco que ha merecido mucho la pena. No sólo ha cambiado mi vida sexual, sino mi vida por completo, ya que por fin no me siento un bicho raro que no merece que la quieran...y la gente, que no sabía por supuesto lo que me pasaba, me dice que parezco una persona nueva. Muchísimas gracias Beatriz por tu paciencia, se que no te lo he puesto fácil, pero nunca te rendiste conmigo y te lo agradeceré toda la vida!

ENVÍA TU OPINIÓN A TRAVÉS DE ESTE FORMULARIO