CARACTERÍSTICAS DE LAS SESIONES

Sesiones presenciales de 50 minutos

Primera sesión SÓLO 30€

Opción de pago 1:
Pago por sesiones de una en una: 60€ por sesión

Opción de pago 2:
Bono ahorro de 4 sesiones: 190€
- Descuento del 20% -
- Precio por sesión: 47,50€ -

Opción de pago 3:
Bono social de 4 sesiones: 160€
- Descuento del 33% -
- Precio por sesión: 40€ -
- Bono para estudiantes, desempleados y personas en situación desfavorecida -

Posibilidad de alternar sesiones sueltas y bonos con total flexibilidad


SITUACIONES QUE PUEDEN TRATAR ESTAS TERAPIAS:

Crisis de pareja

Discusiones frecuentes

Infidelidad

Dificultades en la comunicación y resolución de problemas

Violencia (física o psicológica)

Celos

Problemas en la dinámica familiar

Dificultades en la erección

Falta de deseo sexual

Dolor en el coito

Dificultad en el control eyaculatorio

Dificultad para alcanzar el orgasmo

Si lo que os ocurre no entra en ninguna de estas categorías (no siempre se puede "etiquetar" una situación personal), no dudéis en poneros en contacto con nosotros y contarnos vuestra situación para que os orientemos y os demos información al respecto.

¿TIENES DUDAS SOBRE ACUDIR AL PSICÓLOGO?

ES NORMAL. La mayoría de las personas no tiene muy claro en qué consiste realmente la terapia de pareja o la terapia sexual.

Aquí tienes algunas preguntas que la gente suele hacerse antes de acudir a la consulta.

¿REALMENTE SIRVE DE ALGO LA TERAPIA DE PAREJA?

La eficacia de la terapia de pareja ha sido ampliamente demostrada en las últimas décadas a través de importantes estudios científicos. Los datos afirman que aproximadamente 3 de cada 4 parejas encuentran una mejoría en su relación, e incluso en el bajo porcentaje de parejas que finalmente se separan, la mayoría de estas personas refieren un aumento en su estado de ánimo tras la terapia.

¿PUEDE ENTERARSE MI PAREJA DE ALGO QUE CUENTE EN UNA SESIÓN INDIVIDUAL?

Al igual que en cualquier modalidad de terapia psicológica, la confidencialidad es uno de los principios más importantes que cualquier terapeuta debe cumplir, por lo que el contenido de las conversaciones entre cliente y psicólogo/a en las sesiones individuales nunca se revelarán al otro miembro de la pareja. Si se decidiera de forma conjunta revelar algo en las sesiones en pareja, nunca se hará sin un previo consentimiento de la persona implicada.

¿Y SI MI PAREJA NO QUIERE ACUDIR A LA TERAPIA?

En ese caso, se comienza la terapia de forma individual, evaluando cómo le está afectando el problema a nivel personal, las dificultades que tiene para manejar los conflictos en pareja, así como los recursos personales y habilidades con las que cuenta. Tras ello, se establecen unos objetivos individuales, centrándonos en mejorar la situación de la persona y su capacidad para mejorar la relación de pareja. A menudo, cuando el miembro que decidió no acudir empieza a notar los cambios positivos en su pareja y en la relación, decide unirse a la terapia.

¿CÓMO SE DESARROLLA LA TERAPIA?

Evaluación

Normalmente, la primer sesión se dará de manera conjunta, para poder conocer con detalle la situación por ambas partes.

A continuación se suele tener una sesión individual con cada uno de los miembros de la pareja, para obtener una evaluación detallada de cada parte: cómo le afecta la situación a nivel personal, cómo suele afrontar los problemas, qué recursos ya tiene y cuáles le gustaría conseguir, algunos aspectos que no se hayan comentado en presencia de la pareja, etc.

Toda información obtenida es 100% confidencial.

Explicación y

objetivos

Una vez finalizada la evaluación se explicarán los resultados obtenidos, donde entenderéis (entre otras cosas) por qué se ha originado el problema, cómo os está afectando actualmente y qué factores lo mantienen.

Una vez lo hayáis entendido todo perfectamente, se os expondrá el plan de tratamiento personalizado así como las técnicas y pasos a seguir, y se decidirán de mutuo acuerdo los objetivos del tratamiento, teniendo vosotros siempre la última palabra sobre lo que queréis hacer y lo que no.

Tratamiento

La duración de esta parte varía mucho según cada pareja y situación. Hasta completar la evaluación es imposible decir cuánto durará un tratamiento pero, al menos como orientación, la duración media de la terapia está en unas 8-10 sesiones.

Este apartado incluye tanto las sesiones (que suelen ser semanales) como el trabajo entre ellas. No sólo se trabajarán los objetivos acordados en la consulta; en la mayoría de los casos también será necesario que sigáis trabajando en ellos entre sesión y sesión (por ejemplo, practicando las técnicas aprendidas de resolución de conflictos, llevando a cabo los acuerdos decididos en consulta, etc).

Seguimiento

A medida que se vayan logrando los objetivos del tratamiento y se adquieran las habilidades propuestas durante el mismo se irán distanciando las sesiones (pasando, en la mayoría de los casos, de ser semanales a quincenales o mensuales) para poder comprobar cómo os desenvolvéis y asegurar que los resultados y lo aprendido se mantiene en el tiempo.

En estas últimas sesiones también se trabajan posibles dificultades que podáis encontrar más adelante y se os prepara para enfrentaros a futuros problemas por vosotros mismos con éxito.

OPINIONES DE CLIENTES

Si quieres leer más opiniones de otros clientes que han pasado por esta consulta o dejar la tuya haz click aquí.

Las sesiones de pareja fueron muy interesantes, se nos proponían actividades a realizar en la sesión y en casa, y aprendimos a escucharnos más el uno al otro.

Nos sentíamos muy cómodos en las sesiones, porque siempre se nos mostró un clima de cercanía y confidencialidad. Fueron unas sesiones muy motivantes, en las que podíamos expresarnos y decir las cosas que pensamos el uno del otro y viceversa, sin tapujos, gracias a la mediación de Beatriz.

Antonio P.

Mi marido y yo vinimos al psicologo porque aunque siempre nos hemos querido mucho nos pasabamos el día discutiendo y peleandonos ya no podiamos aguantarlo más.

No ha sido un camino fácil porque arrastrábamos años de discusiones y rencores pero hemos aprendido a perdonar, a comunicarnos mejor, a demostrarnos el cariño que nos tenemos y a solucionar los nuevos problemas como un equipo en vez de tirarnos al cuello del otro como hacíamos antes. Estamos muy contentos con los resultados.

Anónima

En la primera sesión iba muy nerviosa, ya que me daba mucha vergüenza hablar de esos temas tan íntimos con alguien que no conocía, pero a medida que iba pasando la sesión me iba encontrando más tranquila y sin problemas para hablar, Beatriz se mostró muy cercana desde el principio y me hizo sentir a gusto.

Me desmontó muchos mitos sexuales que tenía, y me ayudó a ver la sexualidad con otros ojos. Después comenzamos las sesiones en las que, junto con mi novio, hablábamos de nuestros problemas sexuales y nos daba consejos y ejercicios para llevar a cabo en casa.

Todo esto me ayudó a superar mis problemas sexuales y de autoestima, y a ver la vida con más fuerza y positividad.

Alba y J.M.

POLÍTICA DE LA EMPRESA


En Psicólogo Sevillano encontrarás un trato profesional aderezado con la cercanía y calidez que caracteriza a Sevilla y su gente.

Como Abraham Maslow dijo: “Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo”. Por este motivo aquí no encontrarás un método “que lo soluciona todo” sino un tratamiento completamente personalizado, que se ajuste a tus necesidades particulares y a aquellas características que hacen únicos a ti y a lo que te ocurre. Eso sí, todos los tratamientos y técnicas aplicadas son las más actuales y están validadas por la Asociación de Psicología Americana (APA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad científica internacional.

El principal objetivo de la terapia consiste en proporcionarte -dentro de un plazo limitado- las habilidades necesarias para mejorar tu calidad de vida. Es decir, no nos centraremos únicamente en mejorar tu situación actual o reducir tu sufrimiento; al acabar la terapia tendrás las herramientas necesarias para afrontar tus dificultades cotidianas con éxito.

Tu privacidad es muy importante y por lo tanto todo lo que ocurra o nos cuentes (ya sea en la consulta, por correo o por teléfono) es estrictamente confidencial. Salvo en casos muy extremos como que peligre tu vida o la de otras personas, nadie sabrá ni siquiera que acudes al psicólogo.